• Ainoa Soler

Una guitarra

Hay músicas que nos llegan al corazón.

Otras que nos despiertan los pies y no podemos dejar de seguirlas.

Aún hay canciones que nos dan la mano para viajar a otros lugares, otros tiempos.

Canciones que nos hacen soñar.

Canciones que nos invitan a amar cuanto nos rodea.

Hay canciones que pintan en el espacio, los colores del universo.

Hay guitarras, que pintan en el alma los dibujos del corazón.

Una de esas guitarras, es la que os encontraréis a continuación.

La felicidad que siento al escuchar esta guitarra es tal, que no sé expresarle con palabras mi gratitud por existir.


Hay cosas tan sencillas, que nos llenan el alma, y no sabemos cómo ni porqué...

Sencillamente, nos tocan y acarician de una forma tan profunda,... que las palabras no llegan a alcanzar.

Así me siento yo con esta guitarra.

Con su sonido; con sus notas; con su melodía.

Me lleva de viaje a mundos tan maravillosos, que todavía no sé como algo tan sencillo como una canción, puede llegar a expresar y ser, tanto y tanto, para los que tenemos el placer de recibir su bendición.


A ella, y todas las guitarras en el mundo que se lanzan a compartir su existir, gracias.

Gracias, por estar ahí.





14 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo